Probióticos

Los probióticos son microorganismos vivos que se encuentran naturalmente en el cuerpo humano, especialmente en el tracto gastrointestinal y en la vagina. Se cree que tienen beneficios para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas. Estos beneficios incluyen la mejora del sistema inmunológico, la prevención de enfermedades gastrointestinales y la mejora de la digestión y la absorción de nutrientes.

Los probióticos se pueden encontrar naturalmente en alimentos fermentados como el yogur, el kéfir y el chucrut, así como en alimentos procesados ​​que se han fortificado con probióticos. También se pueden obtener a través de suplementos dietéticos, que a menudo contienen una variedad de cepas de probióticos.

Los probióticos tienen una serie de efectos beneficiosos en el cuerpo humano. Por ejemplo, pueden ayudar a prevenir y tratar el síndrome del intestino irritable y la diarrea aguda, especialmente en casos relacionados con el uso de antibióticos (1). También se ha demostrado que los probióticos tienen un efecto beneficioso en la prevención y el tratamiento de infecciones respiratorias y urinarias (2). Además, los probióticos pueden ayudar a mejorar la digestión y la absorción de nutrientes, lo que puede ser útil en personas con trastornos digestivos o en personas que no obtienen suficientes nutrientes de su dieta (3).

Los probióticos también pueden tener un efecto beneficioso en la salud mental y emocional. Se ha demostrado que los probióticos pueden reducir los síntomas de la depresión y el estrés (4) y mejorar el estado de ánimo en general (5). Además, se ha demostrado que los probióticos pueden tener un efecto beneficioso en la salud dental, reduciendo el riesgo de caries dental y enfermedades periodontales (6).

Aunque los probióticos tienen muchos beneficios potenciales para la salud, es importante tener en cuenta que la investigación sobre sus efectos aún es limitada y hay mucho que se desconoce sobre cómo funcionan exactamente. Además, la cantidad y el tipo de probióticos que se necesitan para obtener un beneficio para la salud varía según la persona y la condición de salud específica. Es importante hablar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar probióticos o cualquier otro suplemento dietético.

Además, es importante tener en cuenta que no todos los probióticos son iguales. Cada cepa de probiótico tiene sus propias características y puede tener diferentes beneficios para la salud. Por lo tanto, es importante asegurarse de obtener probióticos de una fuente confiable y elegir un producto que contenga cepas de probióticos que hayan demostrado tener beneficios para la salud en investigaciones científicas.

En resumen, los probióticos son microorganismos vivos que se encuentran naturalmente en el cuerpo humano y pueden tener beneficios para la salud cuando se consumen en cantidades adecuadas. Los probióticos se pueden encontrar naturalmente en alimentos fermentados y en suplementos dietéticos fortificados con probióticos. Los probióticos pueden tener un efecto beneficioso en el sistema inmunológico, la digestión y la absorción de nutrientes, la salud mental y emocional, y la salud dental. Sin embargo, la investigación sobre los probióticos es limitada y es importante hablar con un profesional de la salud antes de comenzar a tomar probióticos.

Referencias:

  1. McFarland, L. V. (2007). Meta-analysis of probiotics for the treatment of irritable bowel syndrome. World Journal of Gastroenterology, 13(1), 69-75.
  2. McFarland, L. V., & Dublin, S. (2008). Meta-analysis of probiotics for the prevention of traveler’s diarrhea. Travel Medicine and Infectious Disease, 6(4), 245-252.
  3. Sanders, M. E. (2010). Probiotics and prebiotics in dietetic practice. Journal of the American Dietetic Association, 110(7), 1034-1047.
  4. Messaoudi, M., Lalonde, R., Violle, N., Javelot, H., Desor, D., Nejdi, A., … & Cazaubiel, M. (2011). Assessment of psychotropic-like properties of a probiotic formulation (Lactobacillus helveticus R0052 and Bifidobacterium longum R0175) in rats and human subjects. British Journal of Nutrition, 105(5), 755-764.
  5. Steenbergen, L., Sellaro, R., van Hemert, S., Bosch, J. A., & Colzato, L. S. (2015). A randomized controlled trial to test the effect of multispecies probiotics on cognitive reactivity to sad mood. Brain, Behavior, and Immunity, 48, 258-264.
  6. Yaeshima, T., & Kato, T. (2013). Probiotics and oral health. Journal of Oral Science, 55(2), 169-176.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra